);
El Jefe de Estado solicitó una sesión reservada al Senado para que la FTC pueda brindar detalles del polémico operativo contra el EPP donde cayeron abatidas dos niñas.

Abrumado por las fuertes críticas y las derivaciones políticas, el mandatario ordenó al ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, a solicitar a la Cámara Alta el encuentro a puertas cerradas que será mañana. Sin embargo, son varios los legisladores que rechazaron la idea de que la sesión sea reservada y pidieron que sea público.

Hay fuertes cuestionamientos por parte de organismos internacionales y sectores sociales sobre el operativo militar que terminó acabando con la vida de las dos menores. Hubo un llamativo apuro para enterrar los cuerdos alegando la medida sanitaria por la pandemia.

Los responsables del operativo y la Fiscalía quemaron las ropas de las niñas y las autoridades del Gobierno se apresuraron en señalar que las víctimas tenían 17 años. Sin embargo, el informe médico forense determinó que apenas tenían 11 años de edad.

El presidente Abdo se apresuró en dirigirse hasta la zona Norte cuando le informaron que hubo un enfrentamiento con el EPP y que aparentemente entre las caídas estaban una de las cabecillas.

Se especuló el nombre de Magna Meza. Sin embargo, con el correr de las horas y ante el desenlace se fue desinflando las expectativas del Gobierno y finalmente tras el aire triunfalista terminaron sumidos en una nueva crisis.

Inclusive, el asesor del comandante en jefe, el general Héctor Grau, llegó a declarar ante los medios que Argentina se está convirtiendo en una especie de guardería del grupo criminal. Esto derivó en una controversia diplomática con el vecino país. Después, tuvieron que enmendar sus declaraciones ante el pronunciamiento oficial del Gobierno argentino.