);

El Jefe de Estado lanzó un contundente mensaje contra el EPP durante su exposición ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

 

Entre otras cuestiones, criticó la utilización de niños y adolescentes dentro del grupo criminal y aseguró que nuestro país actúa apegado a la legalidad.

En el marco de la 75°Asamblea General de la ONU, el Presidente de la República brindó un mensaje en el que inicialmente hizo mención al contexto vivido a consecuencia de la pandemia de COVID-19 y los desafíos que ello representó para el mundo.

“El coronavirus vino a cambiar la realidad de todos y trajo consigo mucho dolor e incertidumbre, pérdidas de vidas humanas, una fuerte presión sobre los sistemas de salud de todos los países. Es el desafío más grande desde la II Guerra Mundial”, expresó.

Acto seguido, instó a los organismos financieros multilaterales a “rediseñar sus estrategias” para fomentar la reactivación económica de los países afectados por esta crisis sanitaria “con una mirada más humana, solidaria y extraordinaria”.

Posteriormente, Abdo Benítez señaló que “en el espíritu integracionista de aumentar el intercambio comercial y lograr beneficios mutuos para las economías”, el Paraguay apunta a la pronta firma del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

En otro momento de su exposición ante el pleno de las Naciones Unidas, el jefe de Estado ratificó el compromiso de nuestro país “con la protección de la vida, la familia y los derechos humanos”, dirigiéndose con ello al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“Condenamos enérgicamente el terrorismo y a los grupos criminales que utilizan niños y adolescentes como escudos humanos para protegerse, que los explotan, los exponen a violencia, los adoctrinan y entrenan en el uso de armamentos. Niños que deberían estar en sus hogares son hoy utilizados por delincuentes que recurren al secuestro, la extorsión y el narcotráfico para mantenerse”, afirmó de manera contundente el jefe de Estado, haciendo alusión a lo ocurrido semanas atrás en la zona de Yby Yaú.

“La ilegalidad es audaz al momento de encubrirse, es muy hábil en adquirir fachadas de bondad y altruismo, pero el Paraguay no se deja engañar y no descansaremos hasta que les caiga todo el peso de la ley”, mencionó durante su discurso.

Abdo Benítez aseguró que “las puertas del país están abiertas para el acompañamiento y la verificación de nuestras acciones por parte de los organismos internacionales”, dando a entender que existe voluntad para que representantes de la ONU o alguna otra entidad acudan para hacer su evaluación sobre lo acontecido en la lucha contra el EPP.

“Paraguay actúa con transparencia y apegado siempre a la legalidad”, enfatizó.

Finalmente, expresó su solidaridad con el pueblo venezolano y reiteró su apoyo a las denuncias realizadas contra el régimen de Nicolás Maduro, al tiempo de abogar por la incorporación de la República de China (Taiwán) como miembro del sistema de Naciones Unidas.