);

El Primer Mandatario anunció el equipo que estará al frente de la negociación del Anexo C del Tratado de Itaipú en 2023. En el decreto firmado por el Ejecutivo se conocieron las Instituciones que participaran, pero no los funcionarios  ¿Esta vez podrán defender los intereses de Paraguay?

El Poder Ejecutivo dio a conocer el decreto por el cual designa a los miembros del Equipo Negociador. Representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, del Gabinete Civil de la Presidencia, del MOPC y de la ANDE conforman el grupo (sólo se especificaron las Instituciones, no los nombres de los funcionarios). Los mismos estarán encargados de velar por los intereses nacionales.

El Anexo C del tratado de Itaipú establece que cada 50 años se deberá revisar las disposiciones. Ese plazo se cumple en 2023.

Aunque ya se había creado la Comisión Nacional para el Estudio y Acompañamiento de las Negociaciones, quienes serán los encargados de negociar con Brasil es el equipo recientemente nombrado por Abdo.

En el decreto firmado por el Primer Mandatario queda establecido que se integrarán diferentes grupos de trabajo de acuerdo a cada campo específico: técnico, comercial, económico y jurídico.

Los grupos de trabajo técnico y comercial estarán coordinados para la ANDE. El económico por Hacienda. Y, el jurídico por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Además, el equipo negociador será asesorado por el técnico Jaffrey Sachs, quien liderará un grupo de expertos en temas económicos y energéticos.

Será el Ministerio de Relaciones Exteriores quien especificará y aprobará las atri¬buciones de los grupos de trabajo y la coordinación de su funcionamiento.

El decreto fue firmado el pasado 30 de diciembre.Con su difusión, el fantasma del Acta secreta firmada con Brasil, volvió a escena.

Recordemos que tras conocerse el acuerdo que firmado entre Abdo y Bolsonaro,  diversos sectores políticos, y la misma ciudadanía, salió a las calles a mostrar su rechazo. El acta fue calificada de “entreguista”, y puso al borde del  juicio político al Primer Mandatario paraguayo; e hizo rodar varias cabezas, entre ellas, la del embajador Hugo Saguier.

Aunque el acta firmada en su momento se haya anulado, la desconfianza sigue presente.

Ahora, queda en manos del Equipo Negociador de Abdo, no entregar los intereses de Paraguay.