);
En medio del malestar interno y alejamientos en Añetete, el Jefe de Estado está analizando el trabajo de sus ministros.

Desde el entorno presidencial señalaron que es momento de poner a jugadores de refresco y hacer el recambio en el Gabinete. “Siempre soy del parecer de que la política y el fútbol se llevan de la mano. Muchas veces tener jugadores de refresco le viene muy bien a un equipo. El Gobierno lógicamente tendrá que tomar una decisión”, apuntó Silvio Ovelar.

El legislador dijo que el jugador que no puede ser cambiado es el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

En Palacio de Gobierno admitieron que se está haciendo la evaluación de cada colaborador y que la decisión final la tomará el jefe de Estado.

El senador Silvio Ovelar dijo que estuvo conversando con el presidente de la República sobre la situación de la bancada oficialista donde no hay una sola línea política. Perdió posiciones claves como la comisión de Hacienda.

En Añetete hay posiciones encontradas y malestar porque el presidente no se desprende de ciertos colaboradores, como Eduardo Petta (Educación).

Una señal de debilidad que tiene el oficialismo es la decisión que tomó el senador Enrique Bacchetta, quien dejó el liderazgo de la bancada de Añeteté.

“Añetete es una conjunción de liderazgos con opiniones dispares”, admitió Ovelar sobre las posiciones internas.

gobernabilidad. El senador Ovelar destacó también la necesidad de la gobernabilidad y dijo que nadie puede desconocer que el ex presidente Cartes tiene su propio preso por el poder que tiene en Diputados. “La base de una gobernabilidad pasa por el entendimiento dentro del partido. No parece mal que Abdo pueda dialogar con Cartes”, destacó.