);

El acuerdo para el senador Enrique Riera, propuesto por el Ejecutivo para representar al Paraguay ante la Organización de Estados Americanos (OEA), no se definió ayer, y es que su voto fue clave.

El parlamentario decidió ausentarse de la sesión ordinaria en el momento de la votación, llegando a 22 votos a favor de su designación, pero no había cuórum.

Sin embargo, se prevé un nuevo intento de tratar hoy en una sesión extraordinaria, marcada para las 10:00.

En el orden del día también figura Nancy Ovelar de Gorostiaga, hermana de la senadora Blanca Ovelar, como representante ante Unesco.

Este pedido de extraordinaria fue solicitado por un grupo de senadores colorados, liberales y de Hagamos.

Ayer, en el momento de la votación se desconectaron 23 senadores, entre ellos él. Los que decidieron retirarse estaban disconformes con su postulación y habían sugerido postergar una semana.

Aparentemente, Riera se dejó llevar por el comentario de su correligionario Javier Zacarías Irún, quien consultó si era legal y ético que uno mismo se vote. “Es legal, pero no ético”, fue la respuesta que dio Silvio Ovelar.

La Comisión de RREE del Senado emitió dos dictámenes, a favor y en contra, del acuerdo para Riera.

Nancy Ovelar, hermana de la senadora Blanca Ovelar, nominada por la Unesco, tuvo unanimidad de la comisión.

El luguista Carlos Filizzola, tanto en la reunión de RREE como en la discusión en el plenario, sostuvo que el Frente Guasu no acompañará a ningún candidato para la OEA por cuestionamientos contra Luis Almagro.

“Está totalmente descalificada por muchos motivos. Se ha prestado a acompañar golpes de Estado en la región”, sostuvo Filizzola.

Anunció el rechazo a Riera acusándolo de ser el impulsor de la ley que criminaliza la lucha contra la tierra.

Remarcó que la legislación es conocida como “Zavala-Riera”, y que ha creado conmoción social.

“No consideramos que pueda ser un representante del Paraguay, ni ante ningún otro organismo”, sentenció.

Trabado. Los propios colorados le pusieron trabas al tratamiento del acuerdo. Juan Darío Monges propuso la postergación, y que Riera converse con cada uno para que consiga su acuerdo. “No tiene consentimiento pleno”, sentenció el colorado.

Planteó la duda si el Partido Colorado seguía siendo “agrarista y popular”, y la postura sobre los campesinos e indígenas desalojados.

Manifestó que “con el agitar de banderas rojas” no iba a ser suficiente para seguir manteniendo el Gobierno, y sugirió mirar el retrovisor para revisar la conducta.

“Es el momento de reflexionar. Quiero decir al colega que es propuesto por el Ejecutivo de que tendría que hablar con cada uno de sus colegas que ocupamos bancas y pertenecemos al partido”, planteó Monges.

“Pido el aplazamiento para dar oportunidad a nuestro primo interpar para que hable con sus correligionarios para destrabar”, indicó.

Se llevó a votación, y no hubo mayoría para la postergación de este punto. Esta vez, Riera no intervino ni una sola vez, luego de que anteriormente incluso rogó para que se defina su acuerdo.

Antes de votar a favor o en contra, senadores de la ANR, PLRA, FG y PDP pidieron permiso para retirarse.

Cuando le tocó a Riera, fue llamado, pero no hubo respuesta de su parte, y al final no hubo cuórum. “Esta vez fue su culpa”, sentenció el titular del Congreso, Óscar Salomón.