);

El sistema de Salud de Paraguay arde.  Hay récord de muertes por Covid-19. La situación es desesperante. Mientras tanto, el presidente Mario Abdo, alardea con las escasas vacunas que llegaron al país.

En el día de ayer se registró, lamentablemente, el récord de fallecidos en Paraguay en un día: 60 personas murieron por Covid-19. Además, las terapias intensivas están saturadas. Hay más de 2100 personas internadas.

En lo que va desde que arrancó la pandemia, el covid se cobró la vida de 4.063 paraguayos. Desde el Ministerio de Salud confirmaron que la franja etaria de los fallecidos en el día de ayer eran: 4 personas de entre 20 y 39 años; 20 muertos de 40 a 59 años y 36 víctimas de 60 años y más. Del total, 30 eran mujeres y 30 varones.

Marito hace propaganda de escasas vacunas.

Ayer, también, el presidente Mario Abdo celebró en sus redes sociales “la continuidad del cronograma de vacunación para la inmunización contra el covid-19 del personal de blanco”. Pero, esta publicación generó rechazo de ciudadanos ya que aún no llegan la cantidad de vacunas prometidas por el Gobierno.

“Continúa este fin de semana la jornada de vacunación en Cordillera”, escribió el man­datario en su cuenta de Twi­tter. Esto también generó todo tipo de comentarios negativos, principalmente por la lentitud del Gobierno para la adquisición de vacunas.

“No te da vergüenza publi­car eso sabiendo que tene­mos el 0,19% de los para­guayos vacunados, casi 7 veces menos que Bolivia y 154 veces menos que Chile. Inmunizar es la única solu­ción a este caos y nuestro país está horriblemente atrasado”, le escribió uno de los ciudadanos en la publicación del Jefe de Estado.

 

Exigen cierre de fronteras

La Sociedad Paraguaya de Infectología  exigió al Poder Ejecutivo la rectifica­ción del punto concerniente al libre tránsito hacia el Bra­sil ante la situación epide­miológica en ese país.

A través de un comunicado difundido, la sociedad de infectólogos paragua­yos esgrimió que es sabido que Brasil es el epicentro de la pandemia y concentra el 25% de todas las muertes por covid-19 en el mundo, con capacidad de originar nuevas variantes con mayor capaci­dad de contagio, más letales y resistentes a la inmunidad natural o vacunas.

Si bien el Gobierno endureció las medidas para Semana Santa a fin de evitar mayor propagación del virus y pro­hibió los viajes al interior del país, no lo hizo con países del exterior como Brasil.