);

La Fiscalía brasileña acusa al Jefe de Gabinete – ex Ministro del Interior – de recibir sobornos en causa Lava Jato. El secretario de Estado habría pedido una suma millonaria para evitar la extradición de Darío Messer.

 

Documentación presentada por la Fiscalía brasileña constata conversaciones entre el actual Jefe de Gabinete paraguayo y la ex abogada de Messer, Leticia Bóbeda, donde debaten un soborno de 2 millones de dólares para evitar la extradición del acusado de lavado de dinero.

Bóbeda cuenta con orden de prisión de la Justicia de Brasil. Villamayor no; pero desde el país de Jair Bolsonaro aseguran contar con pruebas suficientes que demostrarían la implicancia del Secretario de Estado.

Esta no es la primera vez que Villamayor está acusado de frenar extradiciones con sobornos. A diferencia de lo que pasó con Messer – quien decidió no pagarle; por lo cual fue enviado a Brasil- ; el Jefe de Gabinete recibió 600.000 dólares del contrabandista Luis Enrique Boscatto para frenar su extradición. Boscatto cuenta con una condena superior a 26 años en Brasil, y decidió mudarse a Paraguay para eludir a la justicia.

 

Para defenderse, Villamayor niega todo; pero no puede negar sus reuniones con Bóbeda: “Lo que la señora Bóbeda le dijo a Darío Messer, o lo que Darío Messer le dijo a la señora Leticia Bóbeda, desconozco totalmente. Jamás habló ella conmigo en esos términos. Y la charla que tuvo conmigo fue en presencia del jefe de inteligencia del Ministerio del Interior”, señaló en una  entrevista radial.

En relación a la causa Boscatto también se desligó por completo.

 

La negación pierde antes las pruebas

La fiscala brasileña Alexandre Bessa sostuvo que cuenta con las pruebas de la influencia de la abogada de Messer en el ex ministro del Interior. Y, remarcó que además de los 2 millones de dólares para negar un posible pedido de extradición; “hubo también un pago de 600 mil dólares a ese ministro de Paraguay para influenciar y negar la extradición de otro criminal brasileño y que efectivamente tiene la extradición denegada” – en relación a la causa de Boscatto; quien aún no fue extraditado y sigue estando detenido en la Penitenciaría de Tacuambú.

 

 

Pero, mientras estas graves acusaciones giran en torno al actual Jefe de Gabinete, se pretende desviar la atención a una supuesta alerta roja de Interpol con supuesto pedido de detención al ex Presidente, Horacio Cartes, el cual no figura en la  orden del Juez Federal Marcelo Da Costa Bretas.

Los sobornos de Villamayor forman parte de su gestión.  El que paga se queda, el que no paga se extradita.